La grasa sirve como fuente de energía para nuestro organismo y  Ayuda a prevenir picos de azúcar en sangre después de comer. Al igual que las proteínas, la grasa también promueve la saciedad y ayuda a regular el apetito.

Debido a que la grasa ayuda a producir muchas hormonas, consumir suficiente grasa en la dieta ayuda a mantener el ciclo reproductivo y es un factor importante en la fertilidad. Las grasas también son esenciales para el desarrollo del cerebro y la cognición durante todo el ciclo de vida. Sin grasa en la dieta, el cuerpo no podría absorber importantes vitaminas A, D, E y K, que apoyan numerosas funciones corporales como la salud ósea, la visión, la inmunidad y la reducción de la inflamación.

¿cómo digerimos la grasa?

La digestión de las grasas comienza en la boca cuando una enzima de la saliva llamada lipasa lingual comienza a descomponerla. Además, se digiere en el estómago y entra en el intestino delgado, donde se produce la mayor parte de la absorción de nutrientes. Cuando la grasa digerida ingresa al intestino delgado, la vesícula biliar libera bilis (producida por el hígado) y el páncreas libera lipasa pancreática. 

La bilis se une a las moléculas de grasa para emulsionarlas y permitir que la lipasa las descomponga, pasando por el intestino delgado al torrente sanguíneo. Algunas grasas se utilizan para generar energía y sus diversas funciones de inmediato, y otras se almacenan en las células grasas.

¿cuánta grasa al día es necesaria para nuestro cuerpo?

Se recomienda entre el 20 y el 35% del total de calorías provenientes de la grasa, pero eso va a depender como siempre de tus objetivos, Por ejemplo, si estás entrenando para correr un maratón, puedes disminuir tu consumo de grasas para dejar espacio para más carbohidratos, una fuente principal de energía para el entrenamiento de resistencia.

Dado que la grasa contiene 9 calorías por gramo, mientras que los carbohidratos y las proteínas tienen 4 por gramo, obtienes más del doble de calorías por bocado. Esto ayuda a que la grasa sea tan saciante.

¿cuáles son las mejores fuentes de grasas saludables?

Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas se denominan “grasas saludables”.  Es importante mencionar los ácidos grasos omega-3 y omega-6 (técnicamente grasas poliinsaturadas) porque el cuerpo no puede producirlos por sí mismo, por lo que se deben obtener de los alimentos. Ambos son esenciales para regular el sistema inmunológico y los omega-3 son beneficiosos para la vista y para el sistema nervioso. Las fuentes incluyen: aguacate, nueces, semillas, pescados grasos como el salmón y las sardinas y de aceites como el de oliva y el de aguacate.

Las grasas saturadas  a menudo tienen una mala reputación, ya que las dietas ricas en grasas saturadas están relacionadas con niveles más altos de colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, muchos alimentos que contienen grasas saturadas (como la carne y los productos lácteos) también proporcionan otros nutrientes importantes como proteínas, calcio, hierro y zinc. 

Intenta incluir una variedad de grasas de calidad en tu dieta como complemento de los carbohidratos complejos y las  proteínas que contienen tu comida. Eso puede significar pescado graso con quinoa y verduras para la cena o una manzana con mantequilla de cacahuete como una opción de merienda.