¿Has bebido suficiente agua hoy? Esta pregunta a menudo se deja fuera de la conversación sobre nutrición, pero tiene un impacto enorme en nuestra salud y en el funcionamiento diario. Nuestro cuerpo está compuesto de aproximadamente un 60% de agua y cada sistema principal está influenciado por el equilibrio de líquidos.

El agua transporta los nutrientes a los órganos y las células, se lleva las toxinas, sirve como lubricante para las articulaciones y los huesos, nos ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo e incluso afecta la función cerebral. Sin agua, simplemente no podemos sobrevivir.

¿CUÁNTA AGUA NECESITAMOS?

Se recomienda 2 litros al día; sin embargo, es posible que necesites más si estás físicamente activ@, amamantando y / o durante los meses más cálidos. También es importante tener en cuenta que las pérdidas de agua varían de una persona a otra, y algunas personas naturalmente necesitan más líquido que otras. 

¿QUÉ CUENTA COMO HIDRATACIÓN?

Aproximadamente el 80% de nuestras necesidades de hidratación provienen de líquidos como agua, leche y té. El 20% restante proviene de alimentos con alto contenido de agua, como frutas, verduras y yogur. Algunas opciones de líquidos y alimentos  son mejores que otras para la hidratación. Por ejemplo, las bebidas alcohólicas son líquidos que aumentan la perdida de agua al bloquear las hormonas antidiuréticas.

REGLAS DE HIDRATACIÓN Y EJERCICIO

Las pérdidas de agua a través del sudor (y, en menor medida, de la respiración) aumentan durante el ejercicio, y cuanto más duro y más trabajas, más agua pierdes. Sin embargo, el agua no es lo único que se nos escapa durante el ejercicio, también se pierden electrolitos como el sodio y el potasio.

Antes de un entrenamiento
Hidrátate con frecuencia durante el día. 

Durante un entrenamiento
Mientras haces ejercicio, consume líquido por cada 20 minutos de ejercicio.

Después de un entrenamiento
sigue hidratándote

Bebidas deportivas
Agrega una bebida deportiva o un suplemento de electrolitos durante y después del ejercicio

SEÑALES DE DESHIDRATACIÓN

Los signos comunes de deshidratación incluyen:

  • Sed
  • Niebla mental, fatiga e irritabilidad
  • Estreñimiento
  • Orina de color amarillo oscuro
  • Mareo
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Boca seca
  • Ojos hundidos y piel seca
  • Disminución de la producción de orina o sudor.
  • Dolor de cabeza, dolor en las articulaciones y calambres.
  • Temperatura corporal elevada

CONSEJOS PARA MANTENERSE HIDRATADO

  • Mantén una botella de agua a la vista en casa, en el trabajo, en tu coche y en cualquier otro lugar donde pases una cantidad significativa de tiempo.
  • Adquiere el hábito de servirte un vaso de agua con cada comida o merienda
  • Invierte en buenas botellas de agua muchas botellas de agua modernas mantienen las bebidas frías (o calientes) hasta por 24 horas.
  • Comienza tu comida con caldos o ensalada.
  • Si te cuesta mucho o simplemente no te acuerdas, puedes poner alarmas en tu móvil cada hora, esto te obligara a tomar un vaso de agua cada vez que suene tu alarma