Lo que se conoce como “síndrome del sobreentrenamiento” es un estado en el que el rendimiento físico baja notablemente y sentimos fatiga permanente, se debe a periodos de stress psíquico y a un exceso de entrenamiento al acumular demasiado volumen, intensidad o frecuencia sin el debido descanso.
Este estado de puede dar en todo tipo de deportistas tanto de resistencia como de fuerza.
Síntomas que presenta:
Normalmente los deportistas sobreentrenados tienen un ritmo cardíaco mas elevado de lo habitual, incluso en reposo, presión sanguínea mas elevada y temperatura corporal mas alta.
Suele haber un descenso notable del apetito.
A pesar de sentirse muy fatigados cuesta conciliar el sueño.

Se produce una importante bajada de las defensas del organismo y como consecuencia aumentan las infecciones, enfermedades y lesiones.
A nivel psicológico afecta especialmente a la motivación para entrenar, también podemos tener pocas ganas para realizar las actividades cotidianas.
En el rendimiento deportivo notaremos poca potencia y resistencia muscular, tendremos que esforzarnos mucho para realizar la misma intensidad de trabajo, nos costara mas recuperar y tendremos menos coordinación de lo habitual.
Es importante estar pendiente de estos síntomas y a las primeras señales reducir el entrenamiento, si a pesar de todo esto persisten, parar de entrenar al menos dos semanas.
Al reanudar el entrenamiento deberíamos hacerlo a una intensidad menor de lo que hacíamos habitualmente para evitar volver a caer en el mismo error.
En algunos casos graves de sobreentrenamiento el descanso puede llegar a durar varios meses y es muy importante prestar atención a otros pilares de la recuperación además del descanso especialmente  la alimentación y el sueño.
Dormir ayuda a la recuperación física y mental, es durante el sueño cuando se favorece el anabolismo(especialmente por el aumento de secreción de la hormona del crecimiento)también restauraremos la producción de otras hormonas y reduciremos el stress.
La nutrición debe ajustarse a la disminución de entreno, pero reduciendo ligeramente la ingesta calórica, ya que debemos ingerir los suficientes nutrientes que nos lleven a la recuperación.
En el tratamiento de los factores psicológicos al ser complejo debemos ponernos en manos de un psicoterapeuta especializado.