Nuestro cuerpo está repleto de útiles mensajeros conocidos como hormonas. Estas sustancias viajan a los tejidos y órganos, donde mantienen activos los procesos esenciales. Una hormona que ayuda con muchas funciones clave es la serotonina.

¿Qué hace la serotonina y qué sucede cuando los niveles bajan demasiado?

La serotonina juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo, el apetito, la memoria y el sueño. También participa en muchos otros procesos en tu cuerpo, como la función cardíaca, la digestión y el control de la vejiga.

El envejecimiento, la falta de ejercicio, los acontecimientos importantes de la vida o una dieta deficiente pueden desequilibrar hormonas como la serotonina. Cuando los niveles de serotonina son bajos, puedes sentirse triste, irritable, ansioso y tener problemas para dormir.

Los niveles bajos de serotonina también pueden conducir a cambios en el apetito, donde tienes demasiada hambre o no tienes apetito en absoluto, El hecho de que comas demasiado o muy poco puede depender de otros factores, como los cambios de humor y cualquier respuesta emocional a la comida (por ejemplo, comer por estrés).

Formas Naturales de Aumentar la Serotonina

Alimentos

Comer ciertos alimentos puede ayudar a aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo. Es decir, alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que se convierte en serotonina en el cerebro, encuentra triptófano en alimentos a base de proteínas, como carnes (pavo, salmón), tofu, lácteos (huevos, queso), nueces y semillas.

Ejercicio

El ejercicio físico es muy importante para mejorar el estado de ánimo y la serotonina. “Si puedes hacer ejercicio por lo menos de 30 a 45 minutos al día, eso te ayudará a liberar la hormona y aumentar endorfinas”, (Las endorfinas son hormonas para sentirse bien). De hecho, el ejercicio puede ser tan eficaz para tratar los síntomas de la depresión como los medicamentos recetados y la psicoterapia.

¿Qué sucede cuando los niveles de serotonina suben demasiado?

Hay casos en los que los niveles de serotonina pueden subir demasiado. Esto se conoce como síndrome serotoninérgico.

El síndrome de la serotonina es una afección potencialmente mortal que puede ocurrir cuando tomas medicamentos que aumentan la función de la serotonina, como los ISRS. Demasiada serotonina puede causar síntomas leves como escalofríos, sudoración, confusión, dolores de cabeza, presión arterial alta y diarrea.  La mejor manera de evitar este síndrome es evitar tomar múltiples medicamentos que contienen serotonina.

Si te sientes deprimido, irritable, ansioso o estás experimentando otros síntomas de niveles bajos de serotonina durante un mes o más, es importante buscar asesoramiento profesional.